Escribinos a carlismoar arroba gmail.com

Desde "Carlismo Argentino" los alentamos a participar en esta campaña de AICA

viernes, mayo 18, 2007

Carlismo y Sagrado Corazón

Cuenta la historia que, en una de las apariciones a Santa Margarita María Alacoque, Nuestro Señor pidió que el rey de Francia consagrase su patria al Sagrado Corazón para gozar de paz y victoria sobre sus enemigos. Luis XIV, el soberbio “Rey Sol”, desoyó los ruegos y así Francia debió atravesar los difíciles sufrimientos, persecuciones y guerras que desde 1789 vieron poco, si algún, respiro incluso hasta el día de hoy.


Tras esa fecha, parches del Sagrado Corazón fueron portados como emblema por los mártires de la Vandea sobre el lema “Dios y el Rey” –convirtiéndose así en símbolo de la Contrarrevolución.

En 1917, en Fátima, Nuestra Señora pidió la consagración de las naciones al Corazón de su Hijo Jesús y a su Corazón Inmaculado.

Como sus antepasados en las tres guerras anteriores, los requetés de la Cruzada española de 1936 también portaron el Sagrado Corazón en forma de “detentes” (por la leyenda “detente bala; el Corazón de Jesús está conmigo”) –como el que puede verse en el margen derecho de este sitio. Años antes, en una reunión celebrada en Tolosa (Francia), el rey en el exilio, Alfonso Carlos I prometió que, si algún día llegaba a reinar, incorporaría el Sagrado Corazón al escudo nacional español: se entroniza así el mismo entre los cuarteles de Castilla y León, sobre el escusón de la Casa de Borbón; posteriormente, se incorporara a su lado el Inmaculado Corazón de María.

En la Argentina una fiel de la Parroquia San Cayetano, del barrio porteño de Belgrano, al leer las memorias de la Hermana Lucía –una de los videntes de Fátima- se sintió muy interpelada por el pedido y creyó necesario satisfacer de alguna forma a Nuestra Madre. Surgió así la idea de bordar en una bandera argentina el Sagrado Corazón de Jesús. Estaba discurriendo en esos pensamientos cuando se cantó el Himno al Sagrado Corazón, la primera estrofa fue decisiva: “Cristo Jesús, en ti la Patria espera / gloria buscando con intenso ardor. / Guíala Tú, bendice su bandera, / dando a su faz magnifico esplendor.

Tras consultar a su confesor, mandó bordar en una bandera argentina el Sagrado Corazón en hilo de oro, siguiendo el modelo que había visto en unas estampas de Santa Margarita María que se habían distribuido cuando las reliquias de la santa visitaron la Argentina el año anterior. Concluido el bordado, la bandera fue bendecida y colocada en la Parroquia. Posteriormente, surgió la idea de imprimir estampas con dicha bandera y el himno (como la que se puede ver aquí).

En sus reuniones, al menos una vez por año, los carlistas acostumbran consagrarse al Sagrado Corazón. Hay muchas fórmulas. Es conveniente consagrar nuestra lucha, nuestras familias; entronizarlo en nuestro hogares; tener imágenes; rezarle; portar medallas, llaveros o detentes…

El mes de junio es el del Sagrado Corazón, aprovechemos esta nueva ocasión que se nos presenta para honrar a Cristo Rey en esta devoción tan querida de los tradicionalistas para que "duerman en paz nuestros queridos muertos" y salve "el hogar, la patria y religión".


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimados vecinos:primero que nada,bonita historia la bandera Argentina con el Sagrado Corazón de Jesús,he aprendido varias cosas gracias a su pag.Web.Me acordé de un anécdota de Juan Pablo II cuando visitó Chile y a raíz de la beatificación de,en aquel año(1987)Teresa de los Andes,hoy Santa de Chile,el Santo Padre preguntó a unos Obispos argentinos que ahí estaban:'¿Y uds.cuando?...Nesecitamos una beata Argentina'-Los Obispos argentinos le contestarón extrañados-'¡Su Santidad,Laurita Vicuña!'-El Papa riendo les dijo:'No,no,no...no se pasen de listos conmigo,ella también es chilena',ahí intervino un sacerdote chileno diciendo:¡Pero si los hermanos argentinos sí tienen una beata muy milagrosa,la difunta Correa!! Bueno...la petición del Papa a los obispos argentinos se hizo realidad en el año 2002,beata María del Tránsito.Amigos yo veo o leo,que uds.destacan con pasión cristiana su tradición y símbolos 'político- religiosos',¡bien por eso!,a modo de aporte y no de crítica les pregunto¿Por qué no recuerdan en sus páginas a sus beatos argentinos? Tener Santos en la Patria por Dios que ayuda,yo y muchos como católicos chilenos nos alegraría montones si el día de mañana anuncian la canonización de uno de sus beatos,para eso se necesita incentivar la devoción o veneración hacia ellos,uds son un movimiento al parecer muy bien organizado y muy católico,por lo tanto un buen conducto para trabajar por esa causa. Un fraternal saludo.César.

CA dijo...

Estimado Cesar: Gracias por su comentario. Interesante idea la que nos da. Saludos

Anónimo dijo...

'ca'...no sabe cuanto me alegra leer su respuesta,estas cosas son delicadas y tenía el temor de ser mal interpretado,es decir,no soy quien para meterme en las formas de devoción cristiana que tiene un pueblo 'ajeno' al mío,pero como escribí,no pretendí criticar,menos dar lecciones,simplemente aportar,ante todo como católico,porque los Beatos argentinos son de su país pero también de una sola Iglesia y de esta somos tanto chilenos como argentinos,por eso,necesitamos un Santo/ta argentino.Un Saludo César.

La Tradición es la Esperanza

La Tradición es la Esperanza
Ayer

Y hoy